De la Edad Media al Renacimiento

published at 20/01/2017

Eudes I (973/978-996), conde de Blois, fundó el castillo de Chaumont-sur-Loire hacia el año mil con objeto de vigilar la frontera entre los condados de Blois y Anjou, este último propiedad de Fulco III Nerra (978-1040).

El caballero normando Gelduin (996-1040) recibió Chaumont y consolidó la fortaleza. Su hijo y sucesor Geoffroy, sin descendencia, eligió como heredera a su sobrina nieta, Denise de Fougères (hacia 1035-1096), que se casó en 1054 con Sulpicio I de Amboise (hacia 1030-1074). De esta manera, el castillo pasó a ser propiedad de la familia de Amboise durante cinco siglos.

En 1465 Luis XI (1423-1483) mandó arrasar y quemar Chaumont para castigar a Pedro I de Amboise (1408-1473), implicado en la “Liga del Bien Público” (complot de los nobles contra el rey). Recuperado el favor real, se le devolvieron sus tierras. Pedro I emprendió la reconstrucción del castillo secundado por su hijo Carlos I (1430-1481). Posteriormente, Carlos II (1473-1511), con la ayuda de su tío, el cardenal Georges de Amboise (1460-1510), continúa las obras. Esta poderosa familia cercana al poder vivió su apogeo durante el reinado de Luis XII (1462-1515). Sus miembros también fueron grandes mecenas, como Georges de Amboise y su sobrino Carlos II de Amboise.

Georges de Amboise fue arzobispo de Narbona y, después, de Rouen. Promovido a cardenal y posteriormente legado del papa, era el consejero predilecto de Luis XII. Fue uno de los primeros en introducir el gusto italiano en Francia y supervisó la construcción de los castillos de Chaumont, Gaillon y Meillant.

Carlos II de Amboise, cercano al rey, quien lo visitó en 1503, fue nombrado gobernador de Lombardía, Mariscal, y después, Almirante de Francia. Fue el primer francés que realizó un encargo a Leonardo da Vinci e hizo que se desplazara a Francia su discípulo, Andrea Solario, en 1507.